Andrés no quiere dormir la siesta

Después de perder a su madre en un accidente, Andrés se va a vivir con su padre y su abuela. En ese nuevo espacio desconocido y en medio de la atmósfera opresiva de los años de plomo, el niño comienza a forjar su carácter y su conciencia de la realidad.