Solos en la ciudad

Todas las parejas discuten. Pero cuando la discusión se inicia en pleno romanticismo de un amanecer frente al río y termina en pelea, quizás haya algo irreconciliable. Por eso Santiago y Florencia se van cada uno por su lado a recorrer la ciudad, y se preguntan qué les pasó.

MOTIVOS PARA NO ENAMORARSE

Veinteañera atractiva y decepcionada de los hombres acepta la oferta de un cincuentón sin ilusiones y algo mañoso: vivir en su casa. Juntos establecen un “código de convivencia” con una regla fundamental: no enamorarse.

MOTIVOS PARA NO ENAMORARSE

Veinteañera atractiva y decepcionada de los hombres acepta la oferta de un cincuentón sin ilusiones y algo mañoso: vivir en su casa. Juntos establecen un “código de convivencia” con una regla fundamental: no enamorarse.

MOTIVOS PARA NO ENAMORARSE

Veinteañera atractiva y decepcionada de los hombres acepta la oferta de un cincuentón sin ilusiones y algo mañoso: vivir en su casa. Juntos establecen un “código de convivencia” con una regla fundamental: no enamorarse.

Solos en la ciudad

Todas las parejas discuten. Pero cuando la discusión se inicia en pleno romanticismo de un amanecer frente al río y termina en pelea, quizás haya algo irreconciliable. Por eso Santiago y Florencia se van cada uno por su lado a recorrer la ciudad, y se preguntan qué les pasó.

Solos en la ciudad

Todas las parejas discuten. Pero cuando la discusión se inicia en pleno romanticismo de un amanecer frente al río y termina en pelea, quizás haya algo irreconciliable. Por eso Santiago y Florencia se van cada uno por su lado a recorrer la ciudad, y se preguntan qué les pasó.

MOTIVOS PARA NO ENAMORARSE

Veinteañera atractiva y decepcionada de los hombres acepta la oferta de un cincuentón sin ilusiones y algo mañoso: vivir en su casa. Juntos establecen un “código de convivencia” con una regla fundamental: no enamorarse.

Solos en la ciudad

Todas las parejas discuten. Pero cuando la discusión se inicia en pleno romanticismo de un amanecer frente al río y termina en pelea, quizás haya algo irreconciliable. Por eso Santiago y Florencia se van cada uno por su lado a recorrer la ciudad, y se preguntan qué les pasó.

MOTIVOS PARA NO ENAMORARSE

Veinteañera atractiva y decepcionada de los hombres acepta la oferta de un cincuentón sin ilusiones y algo mañoso: vivir en su casa. Juntos establecen un “código de convivencia” con una regla fundamental: no enamorarse.